¿Cómo pedir un crédito hipotecario? | Blog Inmobiliaria Fortaleza

¿Cómo pedir un crédito hipotecario?

cómo obtener un crédito hipotecario

Si vas a comprar uno de nuestros departamentos, en Inmobiliaria Fortaleza te contamos en qué consiste tomar un crédito hipotecario, sus principales características y qué documentos necesitas para esta opción de financiamiento.

¿Cómo funcionan los créditos hipotecarios?

Los créditos hipotecarios, como su nombre bien lo dice, son aquellos préstamos, de mediano o largo plazo, que realiza un banco o entidad financiera con el objetivo de financiar un proyecto habitacional o facilitar dinero de libre disponibilidad. 

Esto en simple, funciona así: 

  1. Ellos entregan el dinero y reciben la propiedad en garantía por el tiempo que demore en pagarse el crédito, a lo que se le llama hipoteca.
  2. El monto final que se paga se calcula, tomando el valor de la propiedad, el porcentaje de financiamiento (puede ser de hasta un 90%), la tasa de interés y el plazo (mínimo 5 años).
  3. Todo este crédito se parcializa en cuotas mensuales, a las que llamamos dividendo donde también se incluyen: el interés, amortización del capital y la comisión.

El proceso que hay que realizar cuenta con 2 etapas, las cuales tienen subprocesos:

  1. Evaluación hipotecaria: aquí se realiza la solicitud del crédito por parte del comprador y se le entrega al banco diversos antecedentes personales, de salud, comerciales, financieros y también de la propiedad. Además, se realiza la tasación de ésta. Luego, viene la aprobación comercial, donde se revisa todo lo solicitado y se ve si se aprueba o no. Si es positivo, continúa en el paso 2.
  2. Curse del crédito: Aquí son varios los subprocesos que se desarrollan, como la formalización del crédito, el estudio de antecedentes (revisión de títulos de la propiedad por un abogado, que puede solicitar información adicional), el borrador de la escritura que luego pasa a una notaría donde todos los involucrados (comprador, vendedor, cónyuges, codeudores, etc.) deben firmar.
    En el caso que la propiedad en cuestión tenga una hipoteca previa, los bancos deberán coordinarse y proceder a firmar la escritura. Posterior a eso, la notaría cierra la escritura y realiza copias, para que se envíe al Conservador de Bienes Raíces para que inscriba la propiedad a nombre del nuevo dueño y la hipoteca a nombre del banco. Con este trámite terminado la entidad financiera paga el crédito y esta etapa concluye, con el envío de la copia de la escritura a los nuevos dueños.

Tipos de créditos hipotecarios

Son tres y su diferencia está en la forma en que generan el financiamiento.

  • Crédito Hipotecario con letras de crédito: los instrumentos que usan son los que emite el banco y se denominan letras hipotecarias, las que pueden ser transadas en la Bolsa de Valores o adquiridas por el propio banco o un tercero, y así generar los recursos. Su valor va a depender de las condiciones de mercado, las que podrían generar una diferencia positiva o negativa, entre el valor de la letra) y el precio al que se transó, por lo que debe quedar estipulado, en la escritura de la casa, si la parte contratante se hará cargo o será beneficiario de la diferencia. Si es el deudor, deberá cancelar la diferencia negativa que se genere.
  • Mutuo hipotecario endosable: el banco lo financia con recursos propios y le entrega el monto al solicitante. Puede ser transferido en el mercado por medio de un endoso, quedando plasmado en una escritura pública. No hay diferencias entre los valores y su administración queda en manos del banco.
  • Mutuo hipotecario no endosable: al igual que el anterior la institución utiliza recursos propios, pero no hay ningún tipo de endoso. Se pacta a través de un contrato que lo regula y tiene condiciones más flexibles.

Documentos para crédito hipotecario

La mayoría de las entidades financieras solicitan lo mismo, por lo que hay que estar atento en el caso de no tener algo del siguiente listado:

  • Documento que acredite identidad (carnet u otro en caso de ser extranjero)
  • Acreditación de estado civil y certificado de nacimiento de hijos, si es el caso.
  • Llenar los formularios  del estudio de situación y otros relacionados a la solicitud de crédito.
  • Mostrar o enviar las liquidaciones de sueldo (para trabajadores dependientes) o inicio actividades, régimen de ganancias y las últimas declaraciones de impuestos (para independientes).
  • Promesa de compraventa firmada y antecedentes legales de la propiedad.

¿Cómo calcular las cuotas del crédito hipotecario?

Si lo que se necesita es hacer cálculos para ver si las finanzas alcanzan para dar este paso, los bancos ofrecen simuladores incorporados en sus páginas web que pueden dar valores muy cercanos a los finales (dependen de la tasa de interés). También existen diferentes plataformas que ayudan a comparar los valores y buscar las mejores alternativas, algunas de las más conocidas son: Comparaonline, Rankia y Comparabien.

Tasa de interés para crédito hipotecario

Este monto, que se mide en porcentaje puede ser:

  • Tasa de interés fija: esta opción entrega la alternativa de pagar el mismo valor de dividendo por todos los años que dure el hipotecario, sin ningún tipo de alza o cambio.
  • Tasa de interés mixta: aquí se conjuga la primera opción, ya que se paga el mismo dividendo en los  primeros años (1, 3 o 5 años) y posterior a eso, la cuota va a cambiar dependiendo de las fluctuaciones del mercado y la tasa de interés sufrirá modificaciones cada 12 meses de forma automática y sin tasa techo.

Crédito hipotecario vs crédito de consumo

La elección de uno sobre el otro va a depender de lo que se necesite, ya que si se quiere comprar una vivienda nueva lo más recomendable es pedir un hipotecario, donde el monto al que se puede optar es mayor (acorde al valor de un inmueble) y con un plazo de iguales características (mínimo 5 años y máximo aprox. 30), que sirve para acomodar las cuotas a las finanzas del comprador. En este caso, el dinero solo puede ser usado para la transacción definida. 

Por otra parte, si lo que se requiere es tener liquidez para remodelar o ampliar un departamento o casa, la alternativa será un crédito de consumo el que puede ser pagado en 2 años (entre menos tiempo mucho mejor) y no tiene restricciones de uso, siendo de libre disponibilidad para lo que se necesite, aunque no esté vinculado a la vivienda.

Si estás pensando en pedir un crédito hipotecario para comprar un departamento o ya lo tienes y quieres comenzar a ver opciones, puedes visitar nuestra sección de Proyectos en Venta. También puedes visitar nuestras salas de ventas que se encuentran con todas las medidas sanitarias (mascarilla y alcohol gel) para recibir a nuestros clientes.